Turismo Prerrománico > Fases > Visigodo > IGLESIA MARTIRIAL DE MARIALBA

IGLESIA MARTIRIAL DE MARIALBA

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Notas previas

  • Descubierta a finales del siglo XIX, fue declarada monumento histórico-artístico y arqueológico por Real decreto en 1979, y Bien de Interés Cultural en 1985.
  • Fue excavada en 1967 por el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, y el Instituto Leonés de Estudios Romano-Visigóticos. Después se volvieron a cubrir los restos con tierra y arena para evitar en lo posible su deterioro
  • En el año 2009 se ha comenzado una nueva campaña de excavaciones con el objetivo de mejorar el conocimiento del templo y crear un aula de interpretación del yacimiento.

Entorno histórico

Iglesia martirial de Marialba: Estado de los restos durante las excavaciones de Schlunk y Hauschild en 1978El nuevo proyecto de estudio y puesta en valor de la iglesia martirial de Marialba, comenzado en 2009, pone fin a más de 40 años de olvido de la basílica paleocristiana más importante que se conserva en el noroeste español.

En efecto, después de que la iglesia fuera excavada en 1967 por el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, fundado por Helmut Schlunk, y el Instituto Leonés de Estudios Romano-Visigóticos y de ser declarada monumento histórico-artístico y arqueológico por Real decreto en 1979, pasando a tener la consideración de Bien de Interés Cultural en 1985, ha estado prácticamente abandonada durante 40 años, en los que se han perdido sus últimos restos de pinturas y no ha habido ninguna otra actuación sobre ella salvo la construcción de una verja de protección por parte del Ayuntamiento de Villaturiel. Posiblemente por que temían algo así, al terminar las excavaciones se volvieron a cubrir los restos con tierra y arena para evitar en lo posible su deterioro, mientras parte de las piezas encontradas en la excavación se exhiben desde hace un año en el Museo Provincial de León. En el año 2008, al que coresponden nuestras fotografías, sólo se podían reconocer, entre la maleza, los restos de parte de los muros, hasta una altura de 1 metro en la nave y hasta más de 2 metros sobre el nivel del suelo en el ábside, pero absolutamente nada de lo excavado en los años sesenta.

Vista general de la Iglesia de Marialba después de las excavaciones de 2009. Después de que la Junta de Castilla y León en junio de 2005 rechazara el desarrollo de un plan director para salvar y musealizar el yacimiento, en octubre del mismo año la Diputación de León aprobó un presupuesto para cubrir la zona y posteriormente, en junio de 2006, la Fundación del Patrimonio de Castilla y León finalmente aprobó una subvención que cubre el 80% del proyecto presentado por la Diputación para poner en valor la basílica. Dicho plan consta de dos fases: en la primera se prevé elevar un edificio que permita no sólo la visita del yacimiento, circulando por pasarelas encima de los restos, sino también musealizar el conjunto. Su superficie será de unos mil metros cuadrados. La segunda fase comprende la creación, en las proximidades, de un aula arqueológica diseñada para investigar y divulgar los hallazgos encontrados al excavar el perímetro situado bajo el edificio. Pero casi dos años después todo seguía igual; el monumento estaba solitario y protegido únicamente por una verja, a pesar de la insistencia para poner en marcha el proyecto de D. Antolín Martínez, alcalde de Villaturiel, al que agradecemos su interés para facilitarnos una visita a los restos y así poder incluir la Basílica de Marialba entre nuestras fichas de Arte Prerrománico Español. Solo unos meses después recibimos la noticia de que han comenzado las obras y que en poco tiempo podremos visitar el Parque Arqueológico de Marialba.

Descripción

Por el momento, a la hora de analizar el monumento, debemos basarnos en la información sobre sus especiales características obtenida en las excavaciones del siglo pasado y para ello debemos tener en cuenta que gran parte de los edificios cristianos que conocemos de los siglos IV y V corresponden a construcciones funerarias, entre las que podemos distinguir tres tipos:



  • El primero lo formarían los mausoleos construidos en grandes villas, como Carranque en Toledo o Centcelles en Tarragona, que Iglesia martirial de Marialba: Reconstrucción de su planta después de las modificaciones del S. VI según Schlunk y Hauschildtendrían la función de panteones familiares de los propietarios del lugar.

  • El segundo estaría formado por las basílicas cementeriales, situadas en la periferia de las ciudades ya que en el Imperio Romano estaban prohibidos los enterramientos dentro del casco urbano. Normalmente tenían en su interior algunas tumbas de personajes importantes y se utilizaba su entorno como cementerio del resto de los fieles. Ejemplos de este tipo serían las basílicas de Es Cap des Port en Menorca y Mérida.

  • Por último estaban los edificios martiriales, en los que se conservaban las reliquias de algún santo o mártir, como suponemos que sucedió por ejemplo en el Mausoleo de La Alberca y posteriormente en la Cripta de San Antolín en Palencia.


Situada en una de las zonas más rápidamente cristianizadas de la península, a muy pocos kms de León, se encuentran las ruinas de este edificio, que comenzó siendo una basílica cementerial construida en la segunda mitad del siglo IV, pero que a finales del VI fue convertido en martirial. Estaba formado por una nave rectangular de 23,44 por 13,60m con un ábside situado al sudeste en forma de herradura, tanto exterior como interiormente, de 9,55m de diámetro, prolongado en algo más de 1/3 del radio, en el que se conservan restos de escaleras que indican

que constaba de dos alturas, una inferior en la que se encontraron trece tumbas y otra superior, que se utilizaría para el culto. La nave terminaba en una especie de nártex alargado, con una puerta hacia el exterior y otra hacia la nave, enfrentadas en el centro de los lados más largos y cerrado en forma de herradura poco pronunciada en los extremos, muy semejante al de la iglesia de la basílica de Carranque. Además tenía otras dos puertas en el costado derecho de la nave, de las cuales la situada más al norte daba acceso a un baptisterio rectangular con pila bautismal de inmersión de forma circular con los tres escalones de descenso y tres de ascensión habituales en el culto de esa época.


Iglesia martirial de Marialba: Vista desde el costado norte de la situación de la basílica en el año 2008Todo el edificio estaba construido en mampostería a base de pequeñas piedras, guijarros y algún sillar, con verdugadas de ladrillo, con juntas que aparecen en los muros exteriores como bandas algo resaltadas que forman pequeños rectángulos y en 1967 aún se conservaban restos de pintura roja. Fue realizada en dos etapas, una hacia el año 350 y otra posiblemente a finales del siglo VI. En la primera estaría formada por la nave, con cubierta plana de madera a dos aguas, el nártex y un ábside a la misma altura que la nave. Por la cantidad de tumbas que han aparecido en la nave y en el exterior de la iglesia, parece evidente que en su origen se trataría de una basílica cementerial, cuyo uso funerario se mantuvo a lo largo de toda la Edad Media.


La iglesia fue modificada en el siglo VI, modificación que se relaciona según algunas hipótesis con el martirio que sufrieron en esa época el prior San Ramiro y de doce monjes del monasterio benedictino de San Claudio de León en el siglo VI por orden del el rey suevo Recilano, a los que se supone que corresponden las trece tumbas que aparecieron en la planta inferior del ábside de Marialba durante las excavaciones de 1967 a 1969, aunque no se ha encontrado ninguna referencia a las personas que pudieran estar allí enterradas.


En esta nueva fase, ya convertida en una iglesia martirial, se utilizó el ábside existente como zona martirial, Iglesia martirial de Marialba: Restos del costado este y de la cabecera al fondoañadiéndole una segunda planta para el culto y las correspondientes escaleras de acceso. También se construyó el baptisterio con su área de servicio y su acceso a la nave, y se debió rehacer todo el sistema de cobertura, para lo que se añadió un conjunto de contrafuertes, también de mampostería, en el interior del ábside y de la nave sobre los que parece que se apoyarían arcos transversales para soportar algún tipo de cobertura abovedada que, por la situación de los soportes formando un cuadrado sobre el centro de la nave, según J. Fontaine, podría haber consistido en una cúpula. Esta transformación, de basílica cementerial a edificio martirial, es un caso único entre los monumentos conocidos de esa época y la convierte, en la construcción paleocristiana más importante del norte de España y en la mayor construcción de este tipo que conocemos en la península Ibérica.


Otra información de interés

Forma de acceso: Salir de León hacia Astorga hasta Puente de Castro, desde aquí tomar la CV-161-16 en dirección Villarroañe, los restos de la iglesia se ven rodeados por una valla metálica dentro de Marialba de la Ribera, a la derecha de la carretera. En total unos 9kms. Coordenadas GPS: 42º 32′ 7,69″N 5º 32′ 37,06″W.
Teléfono de Información:
Ayuntamiento de Villaturiel: 987 31 32 09.
Horario de Visitas:
La cerca del monumento permanece cerrada, pero avisando al Ayuntamiento de Villaturiel se puede visitar.

 

Bibliografía

L’Art Préroman Hispanique: ZODIAQUE
Historia de España de Menéndez Pidal: Tomo III
Ars Hispanie: Tomo II

Portales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Compartir en:
Imprimir