Turismo Prerrománico > ARCO DE SAN JUÁN DE PANJÓN

ARCO DE SAN JUÁN DE PANJÓN

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)

Agradecimientos

Con nuestro agradecimiento a Alberto García Roldán, que nos ha dado conocer este arco desde su Galicia Pueblo a Pueblo y nos ha proporcionado las fotos que utilizamos en esta ficha.

Notas previas

  • Arco procedente de una iglesia prerrománica que se encontraba cubierto por varias capas de cal como arco triunfal del ábside en la antigua iglesia de San Juan y descubierto en 1926.
  • Al sustituirse esa iglesia por el Templo del Mar su arquitecto, Antonio Palacios, puso la condición de conservar  este arco en el entorno de la nueva iglesia.

Entorno histórico

Desconocido hasta 1926 en que se descubrió bajo varias capas de cal, situado como arco de acceso al presbiterio en la antigua iglesia de San Juan, sobre la que se construyó entre 1932 y 1937 el “Templo Votivo del Mar”. No existe ninguna referencia anterior a la iglesia de la que se conservó este magnífico arco prerrománico, que entronca con el amplio conjunto de arcos de herradura que existe en Galicia.

El arquitecto del nuevo templo, Antonio Palacios, con obras tan importantes como el actual Ayuntamiento de Madrid en Cibeles, el Hospital de Maudes o el edificio del Circulo de Bellas Artes, puso la condición de conservar este arco cerca del nuevo templo.

 

Descripción

A pesar de que un estudio de la Universidad de Santiago ha datado este arco mediante el carbono 14 entre los años 820 y 1020 y está pendiente el resultado de análisis por luminiscencia ya solicitado, creemos que puede merecer la pena un pequeño estudio de las características este arco comparándolo con otros arcos de herradura existentes en monumentos prerrománicos gallegos y del resto de la península.


Ya el gran arquitecto Antonio Palacios destacó su parecido con el arco de acceso al ábside de Santa Comba de Bande, también perteneciente al obispado de Braga en el siglo VII, cuando San Fructuoso se hizo construir su mausoleo de Montelios.


Comparando ambos arcos encontramos grandes similitudes, ya que en los dos casos se prolongan aproximadamente en un cuarto de radio, las dovelas convergen hacia el centro, el trasdós es vertical desde la altura del centro de la circunferencia, las impostas forman parte del arco y se incrustan en el muro, y ambos están soportados por dos columnas con capiteles a cada lado.


Pero también hay diferencias como la existencia de clave en Panjón, que no hay en Bande, o las dovelas mucho más delgadas en la primera, detalles que no parecen de gran importancia para definir su datación.


Muy significativa es la comparación con el esquema del arco triunfal de Quintanilla de las Viñas que hicimos hace unos cuarenta años en nuestros primeros estudios del arte visigodo y que se puede ver en ese apartado de esta web. En este caso si existe clave, como en San Juan de Baños, entre otros, aunque sólo en Panjón sobresale algo verticalmente.


Buscando similitudes con las iglesia mozárabes gallegas que serían de la época que indica el C 14 – Santa María de Mixós, Santa Eufemia de Ambía, San Martiño de Pazó, San Miguel de Celanova – sólo encontramos una clara semejanza con las dos puertas de acceso norte y sur de San Martiño de Pazó, de estructura semejante, aunque con mayor prolongación del arco, con el trasdós que continúa la curva a diferencia del trasdós vertical visigodo y rodeada por un bello alfiz.


También merecen atención los dos capiteles que aún existen, de los cuatro que tendría inicialmente, para lo que es importante tener en cuenta que mientras las iglesias visigodas de su entorno tenían capiteles soportando los arcos de herradura, las mozárabes que nos han llegado en Galicia, a diferencia de otras en Castilla y León, no incluyen capiteles.


En este tema también sería muy interesante el estudio de los capiteles de nuestro arco, en muy mal estado, comparando su tipo de decoración con los de los dos monumentos visigodos de su entorno: los de Santa Comba de Bande y, sobre todo, los del Mausoleo de Montelios. como presentamos en las siguientes imágenes, existe un parecido tanto en su estructura como en su técnica escultórica.



Parecido mucho mayor que con los capiteles de iglesias mozárabes de Castilla y León, como San Miguel de Escalada, Santiago de Peñalba y San Román de Moroso, diferentes en su estructura y, sobre todo, en la técnica aplicada, como se observa en la imagen siguiente.



 


Conclusiones

A la espera de una confirmación de su datación con el resultado del análisis por luminiscencia pendiente y por nuevos análisis con el C 14 que aseguren una datación superior al año 800, pensamos que tanto por las características del Arco de Panjón, como por la tipología de los dos capiteles que se han conservado, deberíamos considerarlo de la misma época que San Fructuoso de Montelios, Santa Comba de Bande y el resto de las iglesias cruciformes  consideradas como visigodas del siglo VII.

Es cierto que desde hace años se ha estado promoviendo desde el grupo del CSIC dirigido por Luís Caballero, con gran éxito en algunos ambientes académicos, un paradigma que propone que esas iglesias son del siglo IX, sin ninguna explicación de qué gente las construiría estando repartidas por gran parte de la península, y que en ese caso la datación de Panjón encajaría perfectamente en ese grupo.

Pero, como hemos expresado en varias ocasiones, no estamos de acuerdo con dicho paradigma, basándonos para ello fundamentalmente en la información técnica que proporcionan los magníficos estudios de paramentos de varias de estas iglesias que hizo ese grupo del CSIC, que en muchos casos no está de acuerdo con sus conclusiones, como explicamos en las conclusiones y los comentarios de nuestra ficha de Santa Comba de Bande.

 

 

 

Compartir en:
Imprimir