Turismo Prerrománico > BIBLIA DE TIRRENI

BIBLIA DE TIRRENI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)

Notas Previas

  • Referencia: Cava dei Tirreni, Biblioteca della Badia, Ms. 1.
  • Dimensiones: 360 x 260mm.
  • 303 folios de pergamino. escritos en letra visigoda redonda.
  • Múltiples miniaturas, frontispicios y letras capitales .

Entorno histórico

La llamada Biblia de Danila, por el nombre de su único autor conocido, o “de Tirreni” porque se conserva desde principios del siglo XII en la Biblioteca de la Abadía de Cava dei Tirreni en Nápoles, es el manuscrito miniado de la Hispania Altomedieval más antiguo desarrollado con un programa decorativo coherente, que ha llegado hasta nosotros.

Alfonso II el Casto, fue un rey de largo mandato (791-842) y de gran transcendencia en el afianzamiento del Reino de Asturias frente a al-Andalus, en impulsar el cristianismo en los territorios liberados del Islam y en el desarrollo de Oviedo como “Urbs Regia” siguiendo el modelo de la Toledo visigoda, convirtiéndose en un gran promotor de las artes, de lo que nos quedan ejemplos tan importantes como San Julián de los Prados, la Cámara Santa o este manuscrito.

En unos momentos en que el Reino de Asturias comenzaba a ser respetado por Roma y Aquisgrán gracias al papel que los escritos de Beato de Liébana habían significado en el Concilio de Frankfurt de 794, que presidido por Carlomagno condenó el adopcionismo, Alfonso II organizó en Oviedo un concilio regional el año 821 para reforzar la importancia de la sede de Oviedo frente a otros obispados de su entorno y, sobre todo, frente a la de Toledo, que seguía siendo la sede metropolitana a pesar de estar en territorio musulmán. Parece ser que con motivo de ese concilio el monarca encargó esta copia de la Vulgata, que sería terminada en los primeros años del siglo IX y presidiría las reuniones del Concilio, pasando posteriormente a ser propiedad de la Catedral de Oviedo, donde se habría celebrado el concilio.

Pero a principios del siglo XII, uno de los múltiples monjes de Cluny que desembarcaron en España en el entorno de la reforma gregoriana, Maurizio Burdino, un personaje muy controvertido que después de ser diácono en Toledo, apoyo de Enrique de Borgoña en su política de separación de Portugal como obispo de Coimbra y Braga, y que llego a ser el antipapa Gregorio VIII, pasó unos años en el obispado de Oviedo, llevándose la Biblia al volver a Italia. A su muerte en Cava de Tirreni el manuscrito permaneció en la biblioteca de esa abadía donde, con nueva encuadernación y algunos recortes en la decoración que no afectaron a los textos, aún se conserva.

Descripción

La Biblia de Tirreni,  una de las primeras traducciones latinas del texto de San Jerónimo que hubo en España, es un manuscrito que consta de 303 folios de pergamino de 360 X 260 mm, lo que implica que fue considerada como una obra de gran importancia ya que se debió utilizar la piel de 75 animales en su confección; fue decorado por un único ilustrador y escrito por dos copistas de los que conocemos solo el nombre de Danila – de ahí que también se conozca como Biblia de Danila -, porque dejó su firma en letras de oro antes del libro de Ezequiel.

Se trata del códice más importante conservado del Reino de Asturias y tiene una particularidad que se puede considerar como excepcional ya que, a pesar de tener un programa de decoración muy interesante compuesto por grandes letras capitulares de formas y colorido variados, multitud de cruces de diversos tamaño y estructura, motivos animales, vegetales y geométricos y otros elementos cristianos como peces o aves, en todo el manuscrito no aparece ninguna figura humana.

En esta Biblia encontramos muy destacadas dos de las características principales del arte Prerrománico Asturiano: su aniconismo tanto en la escultura como la pintura y la miniatura, y la gran importancia de la cruz como elemento distintivo en todas sus obras.

El tema de la figura humana en las imágenes, principalmente en las religiosas, había sido muy controvertido en la iglesia cristiana. En Hispania, después de un último periodo de arte visigodo en el que se volvió a utilizar la figura humana – San Pedro de la Nave, Quintanilla de las Viñas -, ésta desaparece en casi todo el arte asturiano y quizá el mejor ejemplo sea esta Biblia.

Posiblemente fuera también importante en el reino astur el hecho de que, aunque en el concilio de Nicea se volvieron a permitir esas imágenes después de varias fases en el siglo VIII y principios del IX de fuerte aniconismo en la iglesia oriental, esto no se reflejó en el posterior de Frankfurt de 794 ya mencionado, en el que se mantuvo la prohibición. Tampoco podemos desechar la influencia de al-Andalus y de la radical prohibición de imágenes religiosas del Islám, ya que son indudables las relaciones entre Asturias y los mozárabes del sur, que ya estarían colaborando en la construcción de monumentos y en los talleres de marfil cordobeses.

Por otro lado, la cruz fue un elemento fundamental como símbolo de estado de la monarquía asturiana. Lo encontramos en la decoración esculpida en sus iglesias, como en Valdediós, en las múltiples ocasiones en que aparece en las pinturas murales como Santullano y en las cruces de Los Angeles y la Victoria, auténticos emblemas del Reino Astur. Símbolo que posteriormente se repetiría como “Cruz de Oviedo” en muchos manuscritos de los siglos siguientes.

También la cruz es el elemento fundamental de la Biblia de Danila, en la que este símbolo es el principal modelo decorativo. Aparecen con profusión cruces de página completa, cruces enmarcando frontispicios, textos escritos en forma de cruz y otras múltiples representaciones de cruces de diferentes tamaños y posiciones en el texto.

Muy interesantes también las tablas canónicas, la primera vez que aparece este tipo de tablas en España, en las que se utiliza el arco de herradura visigodo que habían adaptado en el arte andalusí y que seguirán apareciendo, tanto las tablas como los arcos de herraduras en la mayoría de la miniatura española posterior.

También resultan interesantes las cuatro páginas de la biblia teñidas de azul y las tres teñidas de púrpura, cuyos antecedentes podemos encontrar en la corte de Carlomagno y en el llamado “Corán Azul”, algo que no volvemos a encontrar en la miniatura altomedieval española.

Conclusiones

La Biblia de Tirreni,  el más antiguo gran manuscrito español que se ha conservado, es de un enorme interés histórico además de por su gran calidad y su buen estado,o por lo cuidado de su caligrafía y por sus imágenes, sino fundamentalmente porque nos muestra el estado del arte y la situación política y religiosa del Reino de Asturias, que en la mitad del reinado de Alfonso II ya reafirmaba su poder mediante la creación de grandes monumentos en su “Urbs Regia”, mientras presentaba a su entorno religioso esta gran obra, en la que además se definían las principales características del arte que se estaba creando en Asturias.

 

Bibliografía

(De donde hemos obtenido la mayor parte de las imágenes y del texto de esta ficha)

One thought on “BIBLIA DE TIRRENI”

  1. Joan Maydeu dice:

    Un tesoro !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Compartir en:
Imprimir