Turismo Prerrománico > Países > España > SAN MARTIÑO DE PAZÓ

SAN MARTIÑO DE PAZÓ

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, promedio: 5.00 de 5)

Thanks

A nuestros amigos de Xeitura: Xestión Integral do Patrimonio Cultural, S.Coop.Gal. (Allariz, Ourense), que nos han proporcionado los textos y las fotos de esta ficha.

Historic environment

Aunque se desconoce la fecha exacta de su fundación hay un documento realmente interesante para su datación aproximada. Se trata de una donación que el antiguo monasterio de Santa Comba de Bande hizo al de Celanova, a finales del siglo X, en él se habla de una escritura antigua que da en herencia el monasterio de Palatiolo a Doña Guntroda ocurriendo los sucesos en vida del Obispo de Compostela Hermenegildo(922-951), interviniendo también San Rosendo (928-942) (Celanova) y Ramiro II(930-950) por lo que podemos deducir que entre el 930 y el 942 San Martín de Palaciolo existía como iglesia, siendo uno de aquellos monasterios herederos, dúplices, que la nobleza de Galicia fundó en los siglos IX y X y de los que todavía se conservan varios testimonios.

Description

La iglesia de San Martiño de Pazó a poca distancia de Allariz (Conjunto Histórico-Artístico), está perfectamente orientada y ofrece al Norte unas magníficas vistas del valle sobre el río Arnoya que cruza la villa.


Posiblemente una reforma de finales del siglo XVII con la idea de levantar un presbiterio de mayores proporciones hizo desaparecer el ábside y por eso San Martiño de Pazó ha llegado muy mutilada a nuestros días. Entre estas modificaciones; obstruyeron una de las puertas laterales que comunicaba con la casa monástica, renovaron la parte superior de los alzados haciendo desaparecer la tan importante cornisa. Construyeron de nuevo las ventanitas laterales y ensancharon la puerta principal reforzando las jambas interiores. Hasta ese momento y dada la ausencia de elementos de otros estilos (románicos por ejemplo) este curioso monumento debió conservarse íntegramente.


Quedan hoy, los muros laterales en casi toda su altura, los cimientos y parte de la fachada; es decir, tres elementos clave para una precisa clasificación de este monumento como son el trazado y proporciones de su nave, las puertas laterales y el aparejo de los muros.


La nave es un rectángulo bastante alargado, una longitud aproximada a la vecina mozárabe de Santa María de Villanueva (hoy desaparecida). Las puertas, iguales en trazado y emplazadas una en frente de la otra son de arco de herradura, encuadradas ambas por el característico alfiz de las construcciones mozárabes que ofrece una particularidad y es que baja de la horizontal del arco aumentando así la belleza de sus líneas. Interiormente estas puertas parecen tener otro arco de herradura de radio mayor y centro más alto al estilo de la también cercana San Miguel de Celanova ya que así parece adivinarse en ambos lados bajo las capas de cal que recubren la iglesia.


Los muros de poco grueso, casi lo mismo que la de Celanova se ve que fueron construídos para sostener una cubierta de madera, son lisos y sin contrafuertes. De aparejo seudo-isódomo, de sillares desiguales en el sentido longitudinal y de hiladas desiguales a lo alto a veces quebradas o con sillares acoplados para salvar desniveles o regularizar hiladas. Eso sí, siempre con tendencia a la horizontalidad y sillares de granito asentados a hueso.


En la fachada, a ambos lados de la puerta principal señalando hasta donde se conserva el muro antiguo y a unos 90 cm del suelo, se encuentran empotradas entre el resto de sillares dos ventanitas de arco de herradura de bastante rosca construidas con pequeñas dovelas de trasdós concéntrico y despiezo radial que por obstruidas y cubiertas de cal no se perciben en el interior de la iglesia.


Se trata pues de un ejemplar de la arquitectura mozárabe de una sola nave con cubierta de madera de tradición visigótica de la escuela latina como San Román de Moroso o Santo Tomás de las Ollas en el Bierzo.


Las actuales proporciones del presbiterio, a paño con los muros de la nave hacen pensar en que por dentro San Martiño de Pazó tuvo un ábside de herradura al igual que San Miguel de Celanova, San Cebrián de Mazote (Valladolid) o Santiago de Peñalba en León.


Quizás el dato más importante que se tenga de Pazó para determinar su antigüedad dentro del estilo mozárabe es la porción ultrasemicircular de los arcos ya que los arcos de esta iglesia arrancan directamente de las jambas, sin capiteles ni cornisas y con un solo tercio de radio de peralte.


 

Bibliography

Fuente: Se ha hecho un Resumen a partir del informe presentado por Ángel de Castillo en el Boletín de la Real Academia Gallega el 1 de Febrero de 1925.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Print