Manuscritos

ANTIFONARIO DE LEÓN

San Cipriano del Condado - 915? - Catedral de León

Se trata del Antifonario latino más completo y mejor conservado de la Alta Edad Media. Creado a finales del siglo IX o principios del X, contiene los cantos más importantes de la liturgia española hasta finales del siglo XI. Está escrito en letra visigoda cursiva con neumas sin pentagrama, utilizando la notación visigoda, e incluye un interesante conjunto de imágenes de colores muy definidos, siempre sobre fondo sin colorear, de gran calidad para una datación tan antigua.

APOCALIPSIS 1313

París, Corte de Felipe IV - 1313 - Biblioteca Nacional de Francia, París

Manuscrito encargado por Felipe el Hermoso, rey de Francia, para su hija Isabel, reina de Inglaterra. Fue terminado en el año 1313 por el miniaturista Colín Chadelves. Con sus 162 grandes miniaturas de gran calidad, la mayoría de ellas de página completa, que forman uno de los ciclos de imágenes del Apocalipsis más extensos, a lo que se añade un texto muy completo traducido al francés de uno anterior en latín, al que se añaden 78 folios de comentarios también en francés,que no incluyen imágenes, es uno de los manuscritos iluminados más interesantes del primer cuarto del siglo XIV.

APOCALIPSIS DE AVIANUS

Norte de Francia - Entre 890 y 910 - Biblioteca Nacional, París

Manuscrito datado a comienzos del siglo X que incluye dos partes muy diferenciadas. La primera es una copia del Apocalipsis de Valenciennes en la que se imitan todos las miniaturas aunque con un estilo diferente y en este caso no son de página completa sino que estan intercaladas sin rebordear en los textos. La segunda parte está formada por diez fábulas de animales iluminadas, escritas por Avianus en el siglo IV, de las que se han perdido otras 32. Su origen es algún monasterio del Norte de Francia aunque con un tratamiento de las imágenes muy diferente al resto de códices de esa época en la zona.

APOCALIPSIS DE PARIS

Inglaterra - Siglo XIII - Biblioteca Nacional de Francia, París

De origen inglés, datado sobre 1250, es uno de los representantes más antiguos de la versión gótica del Apocalipsis ilustrado. En su confección se utilizaron modelos distintos para el texto y para las 90 imágenes de media página, enmarcadas, que incluye. Además del texto bíblico, incluye en los primeros y los últimos folios la vida de San Juan. Está considerado como uno de los 58 Apocalipsis de los que se consideran como resultado del encargo de un individuo concreto.

APOCALIPSIS DE VAL-DIEU

Normandía - 1320-1330 - The British Library, Londres

Es el primero del grupo de cuatro copias del Apocalipsis de San Juan producidas en Normandía a lo largo del siglo XIV, que en este caso incluye además el comentario de Berengaudo y es el único caso en que a la versión en latín se añade otra en francés. De los cuatro es el que mejor conserva la estética del románico en miniaturas de gran calidad, con una técnica depurada y una perfecta combinación de colores, todas de media página enmarcadas.

APOCALIPSIS DE VALENCIENNES

Monasterio de Renania Central - Siglo IX - Biblioteca Municipal de Valenciennes.

Se trata de una copia del Apocalipsis de San Juan efectuada en algún monasterio de Renania Central en el siglo XI en el que se incluyen 39 imágenes a página completa que algunos autores consideran derivadas de un ciclo romano al menos un siglo anterior y que la obra sería el origen de toda la imagen apocalíptica europea, incluidos los Beatos españoles, pero a su vez se considera que los dibujos podrían haber sido efectuados por un artista español, lo que abre muchas posibilidades sobre su origen que aquí exponemos.

BEATO CORSINI

Monasterio de Sahagún? - Principios del S. XII - Biblioteca Corsiniana, Roma

Manuscrito de origen español, se cree que procedente del monasterio de San Benito de Sahagún, que destaca entre el resto de los beatos por su reducido tamaño y por incluir únicamente ocho miniaturas. No se conoce nada sobre su historia ni de cómo llegó a pertenecer a la familia Corsini, aunque se considera posible que pasara por las manos del Conde-Duque de Olivares, que requisó muchos códices de iglesias y monasterios.

BEATO DE SAN MILLÁN

San Millán de la Cogolla - Siglos X y XI - Real Academia del la Historia, Madrid

Iluminado en dos fases, una claramente mozárabe, de finales del siglo X, que está considerada como la obra más típica del scriptorium de San Millán de la Cogolla, y otra de características muy distintas, posiblemente de finales del XI, en la que se rellenaron con nuevas miniaturas parte de los espacios dejados por el copista y que no habían sido rellenados por el primer iluminador. En las pinturas de esta fase, a veces entremezcladas con las de la anterior, se encuentran ya muchas características de evidente influencia románica.

BEATO DE BERLIN

Centro de Italia - Principios del S. XII - Statatsbibliothec Preussischer Khulturbesitz, Berlín

Es otro de los beatos creados fuera de España. Con 98 folios de 300 X 190mm escritos en letra carolina, aunque en los textos de los dibujos se utilizada la letra visigótica, y sus 55 dibujos a pluma de pequeño tamaño, ofrece un aspecto muy diferente al del resto de los beatos conocidos. Es atribuido a algún monasterio del centro o el sur de Italia y Jhon Williams lo incluye en el mismo grupo que los Beatos de Burgo de Osma y de Lorvao, aunque las características de sus miniaturas son muy diferentes.

BEATO DE BURGO DE OSMA

Monasterio de Sahagún - 1086 - Catedral del Burgo de Osma (Soria)

Creado ya en plena influencia cluniacense, este beato, que consta de 166 folios con 71 miniaturas, aunque conserva claras influencias de obras mozárabes como el Beato primero de la Biblioteca Nacional, el del Escorial y el de San Millán, tiene ya una gran relación con la pintura románica, por ejemplo en la sustitución en algunos casos de los arcos de herradura por los de medio punto o en los ropajes de los personajes que son un reflejo de las costumbres del siglo XI. Podríamos considerarlo como el primer beato románico hispano.

Beato de Cirueña

Santo Domingo de Silos - Pirineo Navarro?

Solo se conserva un folio de este manuscrito, proveniente de San Andrés de Cirueña, que protegía un documento del año 1074. Por el arcaísmo de la caligrafía, la mala calidad de los colores de la miniatura y la tinta utilizada, es considerado el Beato más antiguo del que conservamos algún fragmento. Sin duda fue creado hacia el año 900, o incluso antes, en un escriptorium de los Pirineos, pues contiene abreviaciones utilizadas con más frecuencia en manuscritos franceses que en mozárabes de Castilla y León.

BEATO DE EL ESCORIAL

San Millán de la Cogolla - 955 - Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Considerado casi de forma unánime como procedente de San Millán de la Cogolla y fechado entre el 950 y el 955, consta de 151 folios y 52 miniaturas que muestran las características de las obras de dicho monasterio: colores agresivos, predominando el amarillo como fondo; rostros de los personajes tratados de la misma forma y dotados de una gran expresividad, con ojos almendrados, cuellos rectos, comisuras de los labios hacia abajo y orejas de doble lóbulo.

Beato de Fanlo

San Millán de la Cogolla - 1040/1060 - Copia en B. Morgan, N. York

De este manuscrito sólo se conservan siete páginas, copiadas en el siglo XVII, que reproducen en acuarela las de un ejemplar desaparecido del Beato que por su similitud parece que sería de la misma familia que el beato de San Millán de la Cogolla que se conserva en el Monasterio del Escorial. Posiblemente fue donado al Abad Banzo del Monasterio de Fanlo, en el Pirineo Aragonés, gracias a al mediación del monarca aragonés Ramiro I, al que se dedica el manuscrito, según consta en su colofón.

BEATO DE FERNANDO I

León - 1047 - Biblioteca Nacional (Madrid) Vitr. 14-2

Es el único beato (con la posible excepción del Beato de las Huelgas) que fue copiado para los reyes de Castilla y León. Encargado por Fernando I y doña Sancha, cuenta con 624 páginas de 360 X 268mm a 2 columnas en escritura visigótica y 98 miniaturas de gran calidad. Se conservó en la Colegiata de San Isidoro de León, hasta que Felipe V lo requisó y envió a la Biblioteca Real. Actualmente se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid, en la vitrina 14, 2. Miniado en una época en que empezaba a ser patente la influencia cluniacense en España, significa un cambio de estilo muy significativo respecto a la miniatura española del siglo anterior.

BEATO DE GERONA

San Salvador de Tábara - 975 - Catedral de Gerona

Con 568 folios escritos a dos columnas y 114 miniaturas, se trata del beato con más ilustraciones que se ha conservado, incluyendo una importante cantidad de material ilustrativo no existente en otros Beatos anteriores. Atribuida su autoría principal a la monja Ende, es el único beato cuya iluminación es labor de una mujer, lo que parece reflejarse en su exuberante policromía, en el vigor en las formas y en las innovaciones iconográficas ausentes en el resto de los beatos.

BEATO DE GINEBRA

Abadía de Monte Cassino? - Mediados del siglo XI - Biblioteca de Ginebra

Beato descubierto recientemente al depositar los Misioneros de La Salle una colección de antiguos manuscritos a la Biblioteca de Ginebra. Escrito en letra carolina redonda y, la mayor parte, en letra beneventina. A pesar de que este tipo de letra indica una procedencia italiana, sus miniaturas respetan la estructura y el contenido de los Beatos españoles, aunque su estilo tiene muy poca relación con la miniatura mozárabe.

BEATO DE LA SEO DE URGEL

Monasterio de Valcavado? - 975 - Catedral de Seo de Urgel

De fines del siglo X, pertenece a la misma tradición pictórica que los Beatos de Escalada y Valcavado, por lo que se considera su origen en éste último. El manuscrito, compuesto por 239 folios de 398 X 270mm, siete folios numerados en romano y 232 en árabe, escrito en letra visigóti- ca redonda, con 79 miniaturas, se encontraba ya en su emplazamiento actual a mediados del siglo XII. Desde el punto de vista estilístico es el más esquemático de todos los Beatos del siglo X.

BEATO DE LAS HUELGAS

San Pedro de Cardeña? - 1220 - Biblioteca Morgan, N. York

No se conoce su procedencia, pero se sabe que fue encargado por una dama posiblemente para el Monasterio de Las Huelgas y no hay ninguna duda de que fue copiado del Beato de Tábara ya que, además de otras conicidencias, es el único caso en el que aparece la imagen de Emeterio con la torre de Tábara. Es el Beato de mayor tamaño con 520 x 364mm, y consta de 187 folios y 116 miniaturas, desde el cuarto de página a la doble página, que respetando la estructura iconográfica del original, presentan un estilo naturalista muy relacionado con la primera miniatura gótica.

BEATO DE LORVAO

Monasterio de San Mamede de Lorvao - 1189 - Torre del Tombo, Lisboa

Basado en su mayor parte en la considerada como versión pictórica I, es el más completo que se conserva de esta versión. Se trata de uno de los últimos beatos, la mayoría creados en monasterios cistercienses, en este caso en el de San Mamed de Lorvao, cerca de Coimbra. El estilo de sus miniaturas, aunque claramente románico, no es asimilable a ningún otro códice altomedieval español. Se trata de simples dibujos a pluma sobre fondos de colores rojos y amari-llos pálidos, con figuras muy estilizadas y esquemáticas en las que destacan las líneas esenciales.

BEATO DE MANCHESTER

San Pedro de Cardeña? - 1189 - John Rylands Library,. Manchester

Consta de 510 páginas de 442 X 313mm, escrito en letra tardo carolina-pregótica, y contiene 123 bellas miniaturas a página entera iluminadas con oro y plata. Es el único Beato que ha llegado hasta nosotros sin mutilaciones. Pese a su estilo románico de la última época, con imágenes de gran calidad, conserva multitud de arcos de herradura. Por la semejanza de sus miniaturas se le considera de la misma serie que el Beato de San Pedro de Cardeña, cuyo origen está en el de Tábara, adscritos los tres a la considerada como familia IIb.

Introduce el término