Características de las iglesias

En principio la estructura estándar de una iglesia de este tipo consiste siempre en un ábside semicircular cubierto por bóveda de horno, que se suele conservar en buen estado, y una nave rectangular, de anchura semejante o muy poco mayor que la del ábside y cubierta con techumbre plana, que en general ha sido reconstruida, total o parcialmente, en época posterior. Entre ambos suele haber un corto presbiterio abovedado.

No obstante, en nuestro estudio hemos incluido también un conjunto de iglesias más antiguas, de cabecera plana, que consideramos un antecedente de época visigoda, o de una primera época mozárabe, de las anteriores.

A partir de estas premisas pasamos a describir las características que hemos incluido como parámetros para determinar la posible datación de la iglesia (Pulsar las imágenes para ampliaralas).

 

Forma de la iglesia

Dentro de nuestro conjunto consideramos tres posibles formas de la iglesia:
Tipos de planta, gentileza de RomanicoAragonés.com. Pulsar para ampliar.

Nave sin ábside visible al exterior: aparece en algunas iglesias anteriores al ciclo básico, que hemos analizado como posibles antecedentes.

 

Cruciforme: reflejo del arte visigodo que aparece en alguna de las iglesias más antiguas del grupo.

 

 

Nave más ábside: forma habitual de las iglesias consideradas como de Arte AltoAragonés.

 

 

Forma de la cabecera

La cabecera es el elemento diferenciador de las iglesias de este tipo. Todas las cabeceras del grupo a considerar son semicirculares y de una anchura semejante a la de la nave. Es importante destacar que este tipo de ábside, semicircular tanto en el interior como exteriormente y cubierto con bóveda de horno, no tiene antecedentes en el Arte Prerrománico Español. Sin embargo lo encontramos habitualmente en el Arte Carolingio, por ejemplo en San Germigny-des-Près (806) o en los dibujos antiguos que nos han llegado de San Riquiario de Céntula, Saint Gall o Westminster, todas de principios del S. IX. Esta probable ascendencia carolingia de los ábsides altoaragoneses será fundamental a la hora de establecer una datación a estas iglesias.

Dentro de esta característica, resulta también muy significativo la posible existencia de un friso de baquetunes que aparece en las más antiguas. Consideramos este tipo de decoración como exclusivo del Arte AltoAragonés.

En base a lo expuesto, las formas de la cabecera que hemos tenido en cuenta son las siguientes:

Tipos de cabecera, gentileza de RomanicoAragonés.com. Pulsar para ampliar.

Cabecera plana: corresponde exclusivamente a iglesias anteriores, de ascendencia visigoda o mozárabe.

 

Semicircular con baquetones. Desde nuestro punto de vista es el tipo de ábside original del Arte AltoAragonés, el más antiguo y más propio. Lo definimos como ábside “Serrablés” para diferenciarlo de los estilos siguientes, que mantuvieron la misma forma de ábside pero con una decoración diferente según la época.

 Semicircular sin baquetones: con el tiempo, se mantuvo la forma del ábside pero desaparecieron los baquetones, siendo sustituidos por otra decoración posterior.

 

Otra decoración de la cabecera

En el caso de cabecera semicircular, además de la existencia o no de un friso de baquetones, podemos encontrar otros tipos de decoración, no aplicables en el caso de cabecera plana, que dependerán de su fecha de construcción:

Tipos de cabecera, gentileza de RomanicoAragonés.com. Pulsar para ampliar

Arquería serrablesa: consiste en la existencia de arcos ciegos de medio punto decorando exteriormente el muro del ábside. Normalmente eran cinco o siete arcos, todos apoyados en lesenas planas que se prolongan hasta la base o acaban en algún tipo de zócalo. Es importante destacar que, a pesar de tener un cierto parecido con ella, no se trata de decoración lombarda, que llegó a España mucho después. También se encuentra decoración exterior de este tipo en los dibujos de construcciones carolingias, aunque en este caso los arcos parecen apoyarse sobre columnas entregas y capiteles. Pensamos que esta es otra aportación específica altoaragonesa, anterior y diferente a la lombarda, que aparecerá en nuestro grupo posteriormente.

Cabecera lisa: en una fase posterior, que se puede considerar como intermedia, se construyeron ábsides sin ningún tipo de decoración exterior.

Arquería lombarda: existen algunas iglesias de este tipo que sí contienen la decoración lombarda, consistente en pequeños arquillos bajo el tejado, de los que sólo uno de cada cinco o más son prologados por lesenas o columnas.

Decoración románica: incluso en la fase de románico pleno se construyeron iglesias bajo el mismo diseño. En este caso suelen presentar ventanas con decoración románica en arcos, columnas y capiteles.

Para los dos últimos tipos incluimos en el estudio algunas como ejemplo de este tipo, aunque se presentan en esta página dentro del Arte Románico.

 

Cubierta de la cabecera 

Consideramos los siguientes casos:

Cubierta plana: habitual en las iglesias anteriores al grupo considerado altoaragonés. Existe, como excepción en alguna de este tipo.

Boveda de horno: también llamada de cascarón o de cuarto de esfera, es la forma habitual en la mayoría de las iglesias del grupo independientemente de su fecha de construcción.

Bóveda esquifada: aparece en la torre de Gavín, de clara influencia árabe.

Arco triunfal de acceso a la cabecera

Sólo encontramos dos opciones:

Arco de herradura: incluimos en este grupo tanto los que son realmente de herradura como los que lo simulan mediante la prolongación de la imposta.

Arco de medio punto: es el tipo más habitual a partir de determinado momento.

Tipo de torre

Las torres son casi siempre posteriores y en general las consideramos de poca importancia para la datación de la iglesia. Se consideran los siguientes tipos dependiendo de sus características:

Mozárabe

Lombarda

Posterior

No existe torre

 

Puerta de entrada

Tipos de puerta principal, gentileza de RomanicoAragonés.com. Pulsar para ampliar.

Consideramos dos tipos de puerta de entrada:

En arco de herradura: en este punto es importante destacar que los arcos de herradura que aparecen en este grupo de iglesias, por su forma, con poca prolongación por debajo de su centro y con extrados recto, se deberían considerar de tipo visigodo más que de ascendencia mozárabe.

 

En arco de medio punto.

 

 

 

Ventanas:

Sólo consideramos dos tipos de ventana:

En arco de herradura.

En arco de medio punto.

En caso de aparecer los dos tipos se consideraran como de herradura.

 

Estructura del tejado

Tipos de soporte del tejado, gentileza de RomanicoAragonés.com. Pulsar para ampliar.

Un parámetro que también se tiene en cuenta es la forma de colocación del tejado del ábside, considerando dos opciones:

Apoyado directamente sobre el muro. Es lo habitual hasta un periodo avanzado.

Apoyado sobre ménsulas o canecillos. Pensamos que se debe a la aparición del románico.

 

Otra decoración

En este punto analizamos la decoración del resto del templo, excluyendo la exterior del ábside, que dependiendo de sus características se puede considerar como:

Sin decoración.

Mozárabe.

Románica.

Resumen

A partir de estos parámetros y de la asignación de los posibles valores que pueden tomar, hemos desarrollado un pequeño algoritmo, comprobándolo y ajustándolo hasta ahora con las iglesias de este tipo que hemos seleccionado en las comarcas del Alto Gállego y de la Hoya de Huesca. Aunque por el momento los resultados, que presentamos en esta página, nos parecen satisfactorios, es posible que al ampliar el estudio a todas las iglesias del Alto Aragón o, sobre todo, si se hacen estudios arqueológicos en profundidad de algunas iglesias, consideremos conveniente estudiar si es necesario un nuevo ajuste de nuestros cálculos.

 

Compartir en:
Imprimir