Turismo Prerrománico > Viajes > Viajes Recomendados > Arte Asturiano y el Mozárabe en Cantabria

Arte Asturiano y el Mozárabe en Cantabria

Itinerario del viaje que proponemos incluyendo el mapa del viaje, los monumentos a visitar por día de operación, las distancias parciales y los kms totales del viaje. Si desea acceder a la descripción completa de algún monumento pulse sobre su foto. Si desea completar y reservar este viaje pulse "Crear viaje a medida" 3 Dias
Proponemos visitar en Oviedo el primer día San Julián de los Prados y la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo, construidas en tiempos de Alfonso iI (791-842), y dos edificios ramirenses (842-850). Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. El segundo día lo dedicamos a las dos iglesias más significativas de Alfonso III (866-910), San Salvador de Priesca y San Salvador de Valdedios, y el tercero veremos Santa María de Lebeña y San Román de Moroso, dos iglesias mozarabes del siglo X.

Mapa del viaje

Provincias de la Ruta:
Asturias Cantabria

Guía del viaje

Día 1

Oviedo

Se trata de una iglesia martirial formada por dos naves rectangulares superpuestas, la inferior corresponde a la construcción original y está cubierta por una bóveda de cañón. La superior constaba de una nave más un ábside, aunque la nave fue modificada en el S. XII. Es un antecedente muy claro de la estructura de
Santa María del Naranco.

Oviedo

Construida a 1 km de Oviedo, es de planta basilical de tres naves, separados por arcos de medio punto sobre pilares cuadrados con cubierta de madera a dos aguas la central y a una las laterales. Tiene una nave transversal, más alta que la central y con el mismo tipo de cubierta, cabecera recta de tres ábsides abovedados con una cámara secreta sobre el central y un vestíbulo con dos cámaras laterales. Conserva restos de pinturas de gran interés.

Oviedo

Se trata de un palacio de recreo, formado por dos naves superpuestas de planta rectangular, ambas abovedadas, con dos miradores, uno a cada lado, en la superior, que forman dos salas en la inferior. Cubierto con bóvedas de cañón sobre arcos perpiaños que corresponden a contrafuertes en el exterior y con una magnífica decoración esculpida de gran armonía con el edificio, significa un gran cambio de estilo respecto a los monumentos anteriores.

Oviedo

De planta basilical de tres naves pero de puro estilo ramirense, muy distinta a las del periodo anterior. Sólo queda la tercera parte ya que el resto se hundió en la Edad Media por un desprendimiento de tierra. Totalmente abovedada con un sistema muy complejo. Las naves están separadas por columnas, conserva una tribuna sobre el pórtico y una rica decoración.

Día 2

Villaviciosa

Construida por Alfonso III para su retiro, fue consagrada en 893. De planta basilical, con tres naves, cubiertas por bóveda de cañón, de cuatro tramos separados por arcos de medio punto sobre pilares cuadrados, con cabecera tripartita plana, algo mayor la capilla central, una tribuna sobre el vestíbulo y pórtico lateral. Ventanas con alfiz y restos de pinturas en el interior. Es uno de los edificios más interesantes del prerrománico español.

Villaviciosa

Aunque fue consagrada en el año 921, por sus características se considera del periodo de Alfonso III. De planta basilical, con tres naves de tres tramos separados por arcos de medio punto de ladrillo sobre pilares cuadrados, con cabecera tripartita plana, algo mayor la capilla central, que tiene arquería ciega sobre columnas con capiteles corintios y restos de pinturas.

Día 3

Cillorigo de Liébana

Construido en el primer tercio del siglo X, posiblemente por monjes mozárabes, se trata de una iglesia de planta en forma de cruz griega, con entrada en el lado sur, tres ábsides y dos compartimentos a cada lado de la nave principal, por lo que parece de planta basilical. El interior es de gran originalidad, todo él abovedado sobre pilares con columnas adosadas y capiteles de una talla de gran calidad. Es una de las obras más importantes del arte mozárabe.

Bostronizo

Ermita, de la que no existen referencias documentales hasta el año 1119. Construida en aparejo de piedra muy regular, consta de una sola nave y un ábside, separados por un bello arco de herradura muy pronunciado. Son también muy interesantes los modillones lobulados del tejado por su decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Compartir en:
Imprimir