Turismo Prerrománico > Fases > Visigodo > MAUSOLEO DE LA ALBERCA

MAUSOLEO DE LA ALBERCA

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)

Notas previas

    • Declarado Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional en 1931.
    • Fue descubierto en 1832, pero no fue estudiado hasta 1947, cuando ya había sido totalmente expoliado.
    • Formaba parte de una villa romana, rodeado por una necrópolis, aún pendientes de investigar.

Entorno histórico

Situado entre los restos de una villa de su misma época, se encuentran los de este pequeño mausoleo que tiene la importancia de ser, además del más antiguo monumento cristiano que se conserva en el sudeste español, el primero de una serie de edificaciones de doble bóveda que posteriormente irán apareciendo en todas las épocas del prerrománico español. En efecto, el Mausoleo de la Alberca se puede considerar como el primer antecedente conocido de monumentos tan importantes como Santa Eulalia de Bóveda, de época difícil de determinar, la cripta visigoda de San Antolín en la Catedral de Palencia y los edificios asturianos de Santa María del Naranco y la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo, todos ellos de distintos periodos pero con la característica común con este mausoleo de estar formados por dos pisos abovedados de planta rectangular y con el ábside en un extremo, excepto en el caso de Santa María del Naranco que, al haber sido construido como residencia real, tiene dos miradores en los lados.

Descubierto en el año 1892 y destrozado en los años siguientes por el propietario del terreno y sus socios que buscaban tesoros, no se ha hecho hasta ahora ningún esfuerzo de conservación y muy poco de estudio de unos restos tan interesantes.

Descripción

Era una edificación de pequeñas proporciones que consta de dos plantas, de una sola nave rectangular cada una. La inferior, única de la que se conservan restos, mide exteriormente 7,50 metros de ancho por 12,50 metros de largo. El interior tiene aproximadamente la mitad de esas medidas, es decir, 3,45 metros de ancho por 5,85 metros de largo. Está orientado en dirección Este – Oeste y consta de un pequeño vestíbulo en el extremo oriental, en cuyo suelo quedaban restos de mosaico, de una nave rectangular y de un ábside semicircular, de un diámetro de 2,70 metros, rematando el lado contrario. El ábside de la planta inferior está separado de la nave por un muro por lo que se puede suponer que estaba dedicado a martirologium y contendría las reliquias del santo al que fue dedicado el mausoleo. Toda la parte superior ha desaparecido.


La parte que se conserva de 1,60m de altura está actualmente, y parece que también en su origen, por debajo del nivel del suelo. Consiste en una nave con cuatro tumbas, formadas por grandes losas de piedra situadas en posición transversal, las cuatro del mismo tamaño: 2,45 metros de longitud, por 0,9 metros de anchura y 1 metro de altura. Tiene la puerta en la parte posterior, a la que se baja por unas escaleras, también de piedra, adosadas exteriormente al muro y en el costado opuesto se encuentra el ábside semicircular separado de la nave por un muro construido a base de mampuesto en espiga. Resulta muy interesante la existencia de contrafuertes en los muros laterales, lo que posteriormente aparecerá como una de las características de la arquitectura prerrománica asturiana. Los muros son también de mampuesto en espiga y en su cara interior se conservaban restos de decoración a base de mosaicos con dibujos geométricos. Esta nave se debía cubrir con bóveda de medio cañón de la que aún existe el arranque de los arcos en los cuatro ángulos de los muros.


A pesar de haber desaparecido toda la parte superior, dada la similitud con otros “martirium” de la misma época existentes en el Mediterráneo Oriental, se puede suponer cómo era su estructura original. Como en aquellos, mientras la parte inferior estaba dedicada a mausoleo, la superior sería utilizada para el culto. En ella el ábside no estaría separado de la nave sino que, cubierto posiblemente por una bóveda en cuarto de esfera, albergaría el altar. A su vez la nave, posiblemente con una única puerta de entrada situada en la misma posición que la del mausoleo y a la que también se accedería por unas escaleras de piedra adosadas al muro, estaría cubierta por bóveda de cañón como la inferior, pero en este caso con tejado a dos aguas.


Conclusiones

Mausoleo de la Alberca: Detalle de las tumbas

Este monumento, con su clara influencia oriental es muy interesante, no sólo como prueba de hasta qué punto influyó en nuestro país durante el siglo IV toda la cultura existente entonces en los demás países mediterráneos, sino por lo que significa de cara a todo el arte español de los siglos posteriores pues en él encontramos elementos que luego serían fundamentales tanto en el visigodo como en el arte asturiano y que se conservarían incluso en el románico, entre los que podríamos destacar la utilización de bóvedas de cañón y de cuarto de esfera, la existencia de contrafuertes y, sobre todo, el hecho de que estuviera formada por dos naves situadas en estructura vertical que, como ya hemos dicho, sería imitado en monumentos posteriores muy significativos.

Otra información de interés

Forma de Acceso: Calle de la Paz, en La Alberca (Murcia). Saliendo de Murcia por la A30 dirección Cartagena, tomar la salida 401, dirección a La Alberca a 1Km. Coordenadas GPS: 37º 56′ 16,61″N 1º 8′ 28,20″W.
Teléfono de Información:
Museo de Arqueología Gran Vía Alfonso X – Murcia (cerrado por reformas)
Horario de Visitas: Cerrado, para visitar hay que solicitar permiso en el Museo Arqueológico de Murcia.

 

Bibliografía

Historia de España de Menéndez Pidal: Tomo III
Ars Hispanie: Tomo II
L’Art Preroman Hispanique: ZODIAQUE

Portales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Compartir en:
Imprimir