Turismo Prerrománico > BIBLIA LEONESA DE SAN ISIDORO

BIBLIA LEONESA DE SAN ISIDORO

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Notas Previas

  • Referencia: Archivo Capitular de la Real Colegiata de San Isidoro de León. Manuscrito nº 2.
  • Otros nombres: Codex Biblicus Legionensis, Codex Gothicus Legionensis.
  • Dimensiones: 485 x 345mm.
  • 514 folios de pergamino en letra minúscula visigótica a dos columnas de 51 líneas.
  • Más de 300 miniaturas.
  • Facsímil disponible: Códice completo: Fundación Hullera Vasco-Leonesa.

 

Entorno histórico

El monasterio mozárabe de Santa María y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo de Valeránica, situado a orillas del río Arlanza, en Tordomar -‘Torre de Omar’: se cree que este nombre corresponde al de un personaje que, proveniente de Al Andalus, se estableció en esta zona-, dispuso de uno de los scriptorium mas importantes de la España cristiana en el siglo X. Sin embargo, desapareció a finales de dicho siglo, posiblemente destruido en una de los múltiples ataques de los ejércitos de Almanzor a los reinos cristianos.

En él residió Florencio, miniaturista de gran calidad y escriba favorito del conde Fernán González que, según estima el padre Pérez Folio 46v: Moisés ordena que se mate a los infielesde Urbel, debió nacer hacia el año 918, y de cuyo trabajo han llegado hasta nosotros trece obras fundamentales para el desarrollo y el estudio de la miniatura mozárabe, creadas entre 937 y 978, de ellas seis manuscritos -dos Biblias iluminadas, y las copias de cuatro importantes códices extranjeros- y siete cartas de donación de Fernán González y de su hijo García Fernández.

El Codex Biblicus Legionensis, según consta en una maravillosa miniatura de folio completo que cierra la Biblia como página de colofón, fue terminado en Valeránica el 19 de junio del año 960 por el miniaturista Florencio y el calígrafo Sancho, que incluyen en el mismo sus figuras por duplicado rodeando una gran letra OMEGA formada por dos arcos de herradura invertidos.

Aunque no existe ninguna referencia histórica sobre cuándo esta Biblia pasó a ser propiedad de San Isidoro de León, se considera como muy probable que fuera donada por los reyes Fernando I y Sancha en 1037, una vez desaparecido el Monasterio de Valeránica.

Descripción

Flio 46R: Moisés recoge los diez mandamientos en el Monte SinaíLa Biblia Leonesa de San Isidoro, que incluye todos los libros del Antiguo y Nuevo Testamento, comentados y profusamente iluminados, está considerada como el manuscrito más significativo que nos ha llegado de esa época, tanto por su amplio contenido, como por su calidad y su originalidad, hasta el punto de que se le atribuye el origen de una importante mutación en la miniatura mozárabe a mediados de siglo X, que se reflejaría posteriormente en los Beatos del segundo estilo pictórico.

A diferencia de la obra de Magius y de otros beato anteriores, las figuras en esta Biblia aparecen sobre fondo blanco y no están enmarcadas ni integradas en un paisaje, como también sucede en la Biblia Sacra de la Catedral de León o el Antifonario de León entre los manuscritos anteriores. Sin embargo, volveremos a encontrar esta característica en varios códices posteriores, como la primera fase del Beato de San Millán de la Cogolla y el Códice Emilianense, o de otros scriptorium de Castilla y León, como el Beato de Fernando I y Sancha.

Las ilustraciones de Florencio se alejan totalmente del realismo clásico, aunque sin llegar a la síntesis precubista a la que llega el diácono Juan en la Biblia Sacra de León del año 920, para reflejar el espíritu de los personajes, obviando detalles de los hechos históricos hasta el punto de que no le importa modificar detalles de escenas y de edificaciones aunque estén bien documentados. Parece que para el iluminador, según J. Pijoán ‘lo importante no es el fenómeno natural de las cosas y los hechos, sino la transcendencia espiritual del acto que se está realizando’, lo que se representa por medio de figuras estáticas, de cuerpos alargados y pequeñas cabezas redondeadas en las que predominan los grandes ojos, de órbitas muy blancas y pupilas negras muy destacadas.

En sus más de cien historias bíblicas encontramos una completa descripción de las características más interesantes de la sociedad hispánica en el final del primer milenio, como vestimenta, elementos de culto o edificios religiosos y civiles. A todo ello hay que añadir la calidad de su caligrafía y la belleza de multitud de letras capitulares.

Conclusiones

Se han querido enFolio 40r: Victoria de Josué sobre Amalec y los suyoscontrar todo tipo de influencias en el estilo pictórico de Florencio, desde visigodas, árabes, sasánidas, bizantinas y carolingias, hasta asturianas e incluso del norte de Europa, y posiblemente esté justificado en la mayoría de los casos. Aunque, por motivos obvios no se trata de analizar aquí el manuscrito a nivel tan detallado, si quisiéramos exponer que, desde nuestro punto de vista, nos encontramos ante un gran miniaturista que desarrolla su estilo personal dentro de un entorno cultural de gran permeabilidad y capacidad de absorción de todas las tendencias artísticas que van apareciendo, como pensamos que sucedió habitualmente tanto en el arte visigodo como en el mozárabe, que no fue más que un periodo de recuperación del espíritu ecléctico de la época anterior, después de una fase tan normalizada como la mayor parte del arte asturiano. A partir de esa cultura de sedimentación de todo lo conocido dentro de una gran libertad de creación, Florencio definió su propio estilo, utilizando a su manera los elementos que más le interesaron del bagaje artístico que encontró en ese entorno cultural y transmitiendo sus propias aportaciones, de la misma forma, a los creadores posteriores. A su vez éstos, que hasta la reforma cluniacense del siglo XI se movían en el mismo clima de libertad artística, utilizarán en cada caso la herencia de Florencio de acuerdo con los gustos y la calidad de cada artista.

 

Bibliografía

Historia de España de Menéndez Pidal: Tomos VI y VII*
SUMMA ARTIS: Tomos VIII y XXII
L’Art Préroman Hispanique: ZODIAQUE
Arte y Arquitectura española 500/1250: Joaquín Yarza
Veinte estudios sobre la Biblia visigótico-mozárabe de San Isidoro de León: Fundación Hullera Vasco-Leonesa

Portales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Compartir en:
Imprimir