Turismo Prerrománico > BIBLIA DE PAMPLONA

BIBLIA DE PAMPLONA

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)

Notas Previas

  • Referencia: Colección Oettinger-Wallerstein, Biblioteca Univer. de Augsburgo, Cod. I.2.4º 15.
  • Otros nombres: Biblia segunda de Pamplona.
  • Dimensiones: 235 x 160mm.
  • 271 folios de pergamino, con 61 páginas decoradas con pan de oro.
  • 976 escenas individuales.
  • Facsímil disponible: versión completa EIKON Editores.

Entorno histórico

Folio 171r: Jonás en el barco camino de Tarsis, detalleFernando Pérez (ó Ferrando Petri) de Funes era un canónigo de la catedral de Calahorra que llegó s ser entre 1192 y 1194 canciller del rey navarro Sancho VI El Sabio. A la muerte del monarca en 1194, su sucesor, Sancho VII El Fuerte, le encargó la realización de una Biblia que terminó en 1197. Esta Biblia, llamada habitualmente Biblia del Rey Sancho ó Biblia primera de Pamplona, en la actualidad se encuentra en la Biblioteca Municipal de Amiens.

Al terminarla, el monarca le encargó un nuevo ejemplar de la Biblia, como regalo para una mujer de alto rango social, que pudo ser su hermana Doña Berenguela en su boda con Ricardo Corazón de León, o para su madre, Doña Sancha de Castilla. Esta segunda Biblia de Pamplona, que aquí analizamos, no fue una simple copia de la anterior, ya que Ferando Pérez modificó más del 40% de las escenas, añadiéndo otras 91 que no existían en la primera. Además en ella se utilizó un pergamino más fino, más oro y pigmentos más caros, lo que demuestra la importancia del encargo.

El manuscrito, que se realizó en un scriptorium monacal de Pamplona se mantuvo en España hasta principios del siglo XIX y fue un manuscrito muy valorado, hasta el punto de que se hizo una copia en Francia a principios del siglo XIV, en el estilo de esta época, que se conserva actualmente en Nueva York. Comprado en París en 1814 para la colección del duque de Oettinger-Wallerstein, colección que a su vez fue adquirida por el Estado de Baviera en 1980, pasando a la Biblioteca Universitaria de Augsburgo, donde se conserva en la actualidad bajo medidas especiales de protección porque, debido al uso que ha soportado durante ocho siglos, su pergamino se encuentra en mal estado.

Descripción

Folio 169v: La lapidación de Jeremías detalleLos manuscritos de Ferrando Petri pueden ser considerados como obras excepcionales en toda la miniatura altomedieval europea. A diferencia del resto de los autores, que dan más importancia al texto que a las imágenes y que intercalan la mayoría de éstas dentro del texto, las Biblias de Pamplona basan todo el contenido en las miniaturas, que forman escenas de media página o página completa, con el nombre de los personajes que aparecen en la imagen, a las que sólo se añaden posteriormente debajo de la viñeta cortos textos explicativos, que tienen su origen en una versión de la Vulgata original, todo ello escrito en letra gótica minúscula.

En sus 271 folios de pergamino, en los que se incluyen 33 de los 46 libros de la Biblia, encontramos hasta 976 escenas presentadas en forma de viñetas emarcadas a mano alzada una vez concluidas las imágenes y el texto. Están dibujadas a pluma fina y coloreadas a la acuarela en tonos suaves, básicamente verdosos, amarillos y ocres, utilizando también en 61 de ellas el pan de oro. Los especialistas consideran que en su confección han participado tres escribanos y al menos cuatro pintores, de los que uno de ellos debió ser el propio Ferrando de Petri, que además fue el responsable de seleccionar y adecuar los textos, y ordenar las ilustraciones.

Con una composición general armónica y expresiva y un trazado enérgico del dibujo, las miniaturas, en las que según la tradición el Folio 166v: Senaquerib muere a manos de sus hijos, detalleartista ha utilizado como modelos a personas de su entorno habitual, ofrecen escenas a veces muy complejas y de gran realismo y originalidad. Todo ello dentro de un estilo que aunque presenta, como la mayoría de la miniatura altomedieval española, múltiples influencias de varias épocas y orígenes, además de una forma de presentación y unas formas de utilización del dibujo y el colorido muy poco habituales en su época, la define como una obra plenamente románica.

El códice contiene el Antiguo y el Nuevo Testamento, con una amplia decripción de las genealogías de Cristo, y la representación de 203 santos y santas ordenados cronológicamente, algunos estrechamente vinculados al Reino de Navarra, como los de San Miguel de Aralar, San Saturnino, San Nicolás, San Martín, San Zoilo y las santas Nunilona y Alodia, así como un apéndice con textos de los evangelios apócrifos relativos a la segunda venida de Cristo. Sin embargo no incluye el Apocalipsis de San Juan, algo sorprendente en un manuscrito español.

Conclusiones

La Biblia segunda de Pamplona, tanto por su amplio contenido -se trata del manuscrito de su época con mayor número de miniaturas que se ha consrvado- como por su especial estructura en grandes viñetas con muy poco texto y por la originalidad y vitalidad de sus miniaturas dibujadas pluma fina y coloreadas con acuarelas de tonos suaves, conjunto de características que sólo volvemos a encontrar en otras obras de Ferrando Petri, es uno de los más completos e interesantes manuscritos bíblicos del medievo español.

 

Bibliografía

Historia de España de Menéndez Pidal: Tomos VI y VII*
SUMMA ARTIS: Tomos VIII y XXII
Arte y Arquitectura española 500/1250: Joaquín Yarza
La Biblia de Pamplona: varios autores, EIKON Editores

Portales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Compartir en:
Imprimir